Razones para Invertir en Hong Kong

Hong Kong es uno de los principales centros de negocio del mundo

Es una plataforma ideal para las compañías que buscan recursos y socios que les permitan manejar sus estrategias comerciales en China y en la región de Asia Pacífico. Con una ubicación única en el extremo sur de China, y a tan sólo 5 horas de vuelo de la mitad de la población del mundo, Hong Kong es el centro de control de Asia.

Basándose en su tradicional política económica de libre mercado, Hong Kong se ha convertido en una economía de servicios moderna, vibrante y cosmopolita, consolidando así el rol de la ciudad como plataforma global de negocios.

Con más del 90 por ciento del PIB proveniente de los servicios – principalmente de los sectores financiero y comercial – Hong Kong es la economía más orientada a los servicios del mundo.

Hong Kong está considerado, cada día más, como uno de los centros financieros más importantes del mundo y como ventana financiera internacional de China. La revista TIME señaló en 2008 que Hong Kong, con su sector de servicios financieros de primera línea y su dinámico mercado de valores, “está en la posición idónea para convertirse en el Wall Street de China en el nacimiento del siglo de Asia”.

Nueva York, Londres y Hong Kong eran las tres ciudades que impulsaban la economía global. Desde entonces, Hong Kong y Asia no sólo han sabido capear el temporal de la crisis financiera global, sino que han ayudado a conducir la recuperación mundial (Revista TIME, 2008).

Una Ciudad de negocios internacionales:

Ubicación preferida por las compañías con aspiraciones globales – incluidas las que desean llegar a los mercados de consumidores de China continental – Hong Kong es sede de oficinas regionales y oficinas de representación de más de 3.500 corporaciones tanto en China como en el extranjero.

Su aeropuerto es el más atractivo del mundo en lo que respecta a carga y tiene vuelos a 150 destinos en todo el mundo y a más de 40 ciudades en China.

El éxito internacional de Hong Kong se fundamenta en la solidez de su sistema legal, basado en el sistema legal británico.

El estado de derecho, reafirmado por un sistema judicial independiente, proporciona protección legal a los contratos comerciales y a los derechos de propiedad intelectual.

En su condición de economía más libre del mundo, Hong Kong ofrece un régimen liberal de inversiones, ausencia de barreras al comercio, no discriminación de los inversores extranjeros, libre movimiento de capitales, regulaciones transparentes y un sistema de impuestos bajos y previsibles.

Para América Latina Hong Kong ofrece una visión clara de las enormes oportunidades que se están materializando diariamente a través de Hong Kong. Esperamos incluir su historia de éxito en Hong Kong y América Latina.

Datos económicos de Hong Kong

  • La economía más libre del mundo (según estudios de la Heritage Foundation y Cato Institute/Fraser Institute).

  • La economía más orientada a servicios del mundo (los servicios representan más del 90 por ciento del PIB).

  • El mercado de oferta pública inicial (OPI) más grande del mundo en 2009; centro clave de captación de capitales para las empresas chinas.

  • Centro de capital de riesgo más grande de Asia.

  • Tercer mercado de divisas más grande de Asia y sexto en del mundo.

  • Segundo lugar del mundo con la relación más alta de reservas de divisas per cápita.

  • Mayor fuente de inversión extranjera en china.

  • Segunda fuente más grande de Asia en inversión extranjera directa.

  • Segundo receptor más grande de Asia de inversión extranjera directa.

  • Aeropuerto más activo del mundo en carga internacional.

  • Tercer puerto más activo del mundo en movimiento de contenedores.

  • Más de 3.500 sedes y oficinas regionales de compañías foráneas a junio de 2009, 83 por ciento de las cuales son responsables de las operaciones en China continental.

  • Sistema de impuestos bajos (15 por ciento de impuesto máximo sobre salario para individuos; 16,5 por ciento de impuestos sobre beneficios; no existe el IVA; no existe el impuesto sobre el patrimonio).

  • El PIB de Hong Kong es de 3 por ciento.